Tipos de suculentas que existen en el mundo

Las suculentas son una gran variedad de plantas que habitan especialmente las zonas de poca precipitación. Con el pasar de los años han tenido que adaptarse a su entorno para poder sobrevivir. Esto ha hecho que desarrollen sus tallos para poder almacenar gran capacidad de agua y vivir sin esta por muchos días en cualquier lugar árido. La palabra suculentas proviene del latín que significa jugoso. Esto debido a que son plantas que en algún lugar de su fisonomía tienen la capacidad de guardar suficiente cantidad de agua mucho más que el resto de las otras especies de plantas. Entre los tipos de plantas suculentas se encuentran los cactus, las plantas caudiciformes, crasas, caudex y otras.

Todas las plantas necesitan un atención singular dependiendo de qué tipo de especie se trata. En cuanto a las suculentas se deben saber algunos puntos importantes para que puedan tener un desarrollo excelente. Es así que este tipo de plantas no se desarrollan bien en lugares oscuros. Estas necesitan al menos percibir la luz solar por lo menos 5 horas al día. Sin embargo si las adquirieron en viveros donde las protegían del sol. No se recomienda exhibir bruscamente, ya que se pueden quemar.

Por otro lado la superficie donde suelen crecer tiene que ser de tipo natural. Por supuesto no se debe colocar un sustrato que no les permita drenar el agua ya que sus raíces se pudrirán. Para su crecimiento y desarrollo se debe preparar con sustratos como turba negra, perlita, arlita o arena de rio que esté lavada. Así mismo el riego es fundamental para el cuidado de las suculentas, ya que no se deben regar más de dos veces por semana en verano. Si es invierno solo una vez por semana o solo cuando lo necesite según su apariencia.

Tipos de suculentas

Tipos de suculentas que existen en el mundo

Existe una diversidad de tipos de suculentas dependiendo de las regiones donde se encuentren como bosques, áreas tropicales, montañas, costas y también pantanos, sin embargo la zona más ideal son las regiones áridas. Una de las características comunes entre las suculentas son las hojas y los tallos exuberantes con el fin de guardar líquido. La mayoría de estas plantas les favorece el clima cálido y no soportan temperaturas frías.

Las suculentas son plantas muy nobles ya que son muy fáciles de propagar para cultivar. Ya que por lo general se reproducen de sus hojas caídas. Muchos científicos han asegurado que existe alrededor de 6o familias de suculentas en todo el mundo. Sin embargo las principales se componen de los siguientes tipos de suculentas que mencionamos a continuación:

Cactaceas

Este Tipos de suculentas de especie se distribuye en zonas desérticas con clima muy seco, especialmente en América central y América del sur. Sin embargo también se han adaptado a lugares con climas cálidos como Australia, África oriental y el Mediterráneo. Entre sus particularidades se encuentran sus espinas por lo que son muy similares a los cactus. Son totalmente plantas de sol por lo que prefieren la exposición constante. Además que son muy sensibles a las temperaturas bajas.

cactacea

Agaváceas

Sus hojas se caracterizan por ser fibrosas y muy grandes, además de tener flores en sus puntas. Habitan en lugares de América principalmente en México, donde se le da una gran importancia a nivel económico y cultural. Este tipo de suculentas se utiliza para la extracción de fibra así como para realizar bebidas como el mezcal. Entre las especies que existen se encuentran la yucca, agave, furcraea, sansevieria entre otras.

agavaceas

Aizoáceas

Estos Tipos de suculentas herbáceas con hojas muy carnosas, con el objetivo de adaptarse a largos periodos de sequía. Se pueden encontrar en zonas desoladas como desiertos. Entre los géneros que se pueden ver fácilmente son los carpobrotus, lithops, aptenia, drosanthemum, conophytum, faucaria, pleiospilos, conicosia, glottiphyllum entre otras.

Crasuláceas

Es una especie subarbustiva que se extienden en zonas secas del hemisferio norte y el sur de África. En cuanto a esta familia de plantas se encuentran alrededor de 1300 especies distribuidas en 48 géneros. Algunos de sus géneros más nombrados en la botánica se encuentran el sedum, aeonium, crassula, kalanchoe, echeveria, sempervivum, umbilicus, monanthes entre otros.

Euforbiáceas

Son muy parecidas a las crasas, por lo general les favorece el clima templado con mucha luz. Esta especie se puede observar en arbustos, árboles o hierbas distinguiéndose mediante sus flores. Se dan especialmente en climas tropicales de América. Se ha comprobado que existen alrededor de 7500 especies y 300 géneros. Algunas especies crecen con sustancias de alta toxicidad para librarse de los enemigos, sus hojas son simples y en muchos casos estipuladas.

Apocinacee

Se distribuyen especialmente en zonas tropicales de América, Asia y Oceanía, se conoce que existen alrededor de 1500 especies en el mundo. Una característica que atañe a todas estas especies es que poseen un látex tóxico que lo usan como defensa. Entre las más conocida se encuentran las adelfas, vinca o allamanda.

Apocinacee

Portulacaceae

Se encuentran en regiones de África, Australia y Sudamérica, se conocen entre 20 géneros y 500 especies. Sus hojas son carnosas frecuentemente en rosetas basales. En el caso de especies con suculencia se pueden encontrar las portulaca, cistanthe talinum y las portulacarias.

Portulacaceae

Didiereaceae

En cuanto a esta especie se pueden encontrar solo 11 especies especialmente en Madagascar. Su apariencia son tal como arbustos espinosos, de hojas caducas y sus tallos son redondos genéticamente adaptados para acumular agua.

Tipos de suculentas

Asphodelaceae

Su hábitat es principal de las zonas áridas especialmente de Europa del sur Sudáfrica. Sus hojas presentan suculencia y se caracterizan por ser espinosas. Entre los géneros más conocidos se encuentra el aloe, gasteria, bulbine, kniphofia, astroloba, eremurus, xeronina entre otras.

Asphodelaceae

Hiacintaceas

Viven en climas templados o tropicales tal como el clima del mediterráneo. Sus hojas son muy carnosas y entre los principales géneros se encuentran las ledebouria, scillia, muscari, galtonia, leopoldia entre otras.

Tipos de suculentas

Diferencia entre las suculentas y los cactus

La característica principal de las suculentas es que pueden almacenar líquido tanto en sus tallos, hojas y raíces. Sin embargo en el caso de los cactus también tienen una gran capacidad de almacenar líquidos. Pero la diferencia es que estos no tienen hojas. En ese caso solo tienen la característica de la suculencia ya que pertenecen a esta familia y entre las más conocidas se encuentran la sábila, lengua de suegra o cola de caballo.

Algunas plantas solo desarrollan la capacidad de almacenar líquido en sus hojas siendo las principales familias las agavaceae, aizoaceae, asfodeláceas, cactáceas y portulacas. Por otro lado existen otras plantas que desarrolla tallos con suculencia tomando una apariencia similar a los cactus, teniendo una clara convergencia adaptativa.

Cuidados de las suculentas

Todos los tipos de suculentas ameritan cuidados especiales para poder desarrollarse. Sin embargo no son nada del otro mundo. Si queremos tener una colección de suculentas se deben tener en cuenta algunas atenciones especiales para verlas crecer sanas. Las suculentas como todas las plantas necesitan diversos cuidados para desarrollarse de la mejor manera. En primer lugar la cosa más importante para su crecimiento es la luz, recordando que no crecen bien en lugares con sombra. Este tipo de planta necesita al menos estar en contacto con la luz del sol al menos por cinco horas al día. Dependiendo cual se su tipo ya que si se deja por tiempo puede malograrse.

Así mismo para este tipo de plantas se necesitan una superficie que tenga un buen drenaje. En caso que se siembre en un jardín se debe tomar en cuenta que este no tenga demasiada humedad ya que rápidamente sus raíces se pueden pudrir. Es por ello que se recomienda que todos los tipos de suculentas se desarrollen en macetas.

En cuanto al riego es algo sumamente importante, las suculentas son plantas de zonas áridas por lo que su hidratación se hace en cantidades reducidas. Máximo se deben regar 3 veces por semana en caso que se trate de la temporada de verano. Si se trata de invierno la frecuencia de riego debe ser mínima si acaso 1 vez por mes si se encuentra en un lugar húmedo. De igual forma por su apariencia se puede verificar si están pasando por sequía o si se encuentran bien. Cuando necesitan agua se arrugan. Pero una ventaja es que casi al instante de regar vuelven a su estado normal. Sin embargo no se debe dejar que lleguen a este extremo.

Al igual que las demás plantas se mantienen en constante crecimiento y por ello se recomienda fortificar cada vez que sea necesario. Este tipo de plantas pueden sobrevivir solo con agua. Sin embargo nunca es demasiado agregar un abono que les ayude a florecer y desarrollarse. Las suculentas crecen ya que absorben los minerales del suelo. En el caso de aquellas que se siembran en macetas se recomienda agregar fertilizantes orgánicos como Nitrofoska azul u Osmocote. Así mismo también se debe considerar cambiar de maceta cada temporada para fortalecer sus raíces, mucho más si se mantiene en macetas pequeñas. Las suculentas a pesar de ser pequeñas necesitan espacio y minerales para que se mantengan fuertes y se desarrollen en su totalidad.

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *