Mesembs

Todas las plantas del mundo resultan preciosas, llamativas y cada una tiene un rol relevante en la naturaleza, de lo contrario no estarían ahí. Sin embargo, es importante destacar que no todas pueden clasificarse de la misma manera, pues, aunque la mayoría tenga hojas y un período de floración, tienen diferentes procesos. En esta oportunidad te daremos toda la información que necesitas saber acerca de las Mesembs.

¿Qué son las Mesembs?

Las Mesembs provienen de una familia bastante numerosa que es conocida principalmente como Aizoaceae, esta engloba todo tipo de géneros y especies que se encuentran en puntos específicos y que tienen características importantes en común. Es un tema realmente amplio, sin embargo, aquí únicamente te informaremos acerca de estas plantas en específico y cada uno de los datos de interés que no puedes descartar.

Mesembs

Las plantas a las que denominamos Mesembs provienen de diferentes lugares de Sudáfrica, por lo que están acostumbradas a un clima realmente templado que es denominado como “semitropical”. Son sensibles a las épocas de invierno y de lluvia, así que es muy difícil cultivarlas en lugares en donde estos climas predominan, pues la humedad no es la mejor de sus compañeras. Es importante considerarlo.

A pesar de que la familia a la que pertenece este género tiene una cantidad de especies asombrosas, incluso mayor a la de la familia de los Cactus y que apenas se han distribuido en un país, máximo dos, lo cierto es que el cuidado de cada una es bastante diverso.

En ocasiones la persona responsable necesita informarse un poco acerca de este tema, pues, aunque casi todas estas plantas pertenezcan a un mismo género, lo cierto es que son diferentes y requieren de atenciones distintas.

La diversidad de las Mesembs

Dentro del género Mesembs existen un sinfín de especies, cada una diferente a la otra y que requieren de cuidados diversos. Que pertenezcan a la misma familia no garantizan que todas sean iguales en cuanto a demandas o mantenimiento, especialmente porque cada una de ellas tienen aspectos parecidos, pero no iguales, no solo en la anatomía externa, sino en la interna. Es un tema que, sin duda, puede resultar complicado a primera vista.

Aquí se pueden encontrar clasificadas especies de palo muerto, algunos arbustos grandes y pequeños también, otras alpinas e incluso plantas individuales con escasas hojas que son realmente pequeñas, también pueden ser del tamaño de un pulgar. Es por esto que en la botánica esta es la sección más difícil de distinguir y de cuidar, ya que cada una de ellas debe tener una atención distinta. Son seres vivos diversos que hay que vigilar mucho.

Cuando hablamos de las plantas que se encuentran en la clasificación del género Mesembs, estas, en su mayoría son suculentas de hojas gruesas cuyo único hábito constante es reciclar las hojas que ya no funcionan de forma adecuada. Resulta que, al ser plantas perennes esta es una de las formas más sencillas de mantenerse sanas durante mucho tiempo, especialmente si se encuentran en el hábitat adecuado para ellas.

Características principales de las Mesembs

La mayoría de las especies que pertenecen a las Mesembs están adecuadas a un proceso de lluvia predecible, pues en los lugares de los que proviene esto es frecuente. Es por esta razón que es necesario adecuarse a cada una de sus necesidades para evitar que estas se marchiten o mueran rápido. Pueden cumplir un período de vida bastante largo si se les prestan cada una de las atenciones que solicitan. Todas son diferentes.

A pesar de que cumplen con muchos factores en común, lo cierto es que cada una de estas especies tienen detalles que las hacen diferentes y es por esta razón que debemos orientarnos de una forma adecuada para evitar que nuestro poco conocimiento tienda a afectarlas directamente, evitando que crezca todo lo que tiene previsto, de una forma completamente saludable y estable en todo sentido. ¡No debemos descuidarlas!

Para esto debemos estar al tanto de los procesos de riegos, saber bajo qué condiciones estaban habituadas las plantas en cuestión que queremos criar, una vez tengamos esto en claro podremos comenzar con un proceso de riego importante que podría favorecer gratamente a nuestra planta suculenta que forma parte del género Mesembs, uno de los más famosos cuando nos referimos a las plantas ornamentales. Es asombroso.

¿Cómo cuidarlas?

Para brindarles los cuidados adecuados tenemos que conocer a profundidad nuestra planta, especialmente informándonos acerca de la especie en cuestión que elegimos. Sin embargo, existen puntos en común que todas las plantas del género Mesembs agradecen mucho, como la correcta ventilación y un lugar en donde puedan obtener la suficiente claridad del sol, pero sin que esta incida de forma directa, pues podría quemarlas.

Para la tierra o la maceta es necesario aplicar ciertos cuidados, especialmente en el tema del drenaje, ya que es de vital importancia que el agua no se quede estancada, pues podría causar grandes daños a las raíces e incluso, causaría daños irreparables como la muerte parcial de la planta en cuestión. No debemos olvidar el tema de las temperaturas, es algo que nunca debemos pasar por alto, debido a que es de gran importancia en este punto.

Estas plantas pueden resistir temperaturas bajas, incluso son bastante fuerte frente a inviernos suaves. Sin embargo, es recomendable que se encuentren bajo supervisión y no se les descuide durante este período. El mejor proceso de crecimiento de esta planta se lleva a cabo en otoño, durante esta estación es adecuado mantenerse atento a todas las necesidades de esta planta para que puedan alcanzar su tamaño máximo.

Una excelente elección

Estas plantas son realmente atractivas y resultan ideales para mantenerlas en el interior de diversos hogares, especialmente por su tamaño compacto. Sin embargo, es necesario saber que todas las especies que pertenecen a las Mesembs son diferentes, es por esta razón que hay que adecuarnos a las necesidades de cada una de ellas para evitar cometer errores que puedan ser irreparables.

Si quieres adquirir una de estas plantas, infórmate un poco más acerca de la especie que quieres escoger, así podrás proporcionarle los cuidados adecuados.

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *