Hoya

En el mundo de las plantas existen un sinfín de clasificaciones que ayudan a identificarlas con mayor facilidad, de esta forma se pueden saber para qué funciona cada planta y cuáles son ideales para tener en el interior de los hogares. A estas se les llama plantas ornamentales y son comunes en los diferentes ambientes. En esta oportunidad te informaremos un poco acerca de Hoya, pues es necesario conocer un poco de esto.

¿Qué es Hoya?

Cuando hablamos de Hoya nos estamos refiriendo directamente a un género de plantas perteneciente a una familia de Apocynaceaes, en ella se albergan más de 200 especies de plantas, cada una tiene en común detalles importantes que las hacen de una u otra forma familia. Este es un tema que en botánica se considera esencial para poder determinar el origen de cada planta y el parentesco que tienen con las demás de su propio ecosistema.

Hoya

Un dato importante acerca del género Hoya es que su nombre tiene un origen bastante interesante, pues este se le colocó en honor al científico que fue el responsable de descubrir este amplio segmento en donde se han clasificado a tantas especies de plantas. El inglés Thomas Hoy, quién cumplió un maravilloso trabajo durante el siglo VIII realizando a avances impresionantes en este sector de la ciencia y la botánica.

Dentro de este género se conocen un sinfín de especies que se encuentran en un mismo rango y todas poseen características similares que las hacen coincidir en muchos puntos de la naturaleza. En muchos sentidos se ha considerado que resulta de gran importancia conocer cada detalle importante acerca de este increíble segmento en el que se encuentra la Flor de Cera, apodo que se le da a todas las plantas que se encuentran en este sitio.

Características de la Hoya

Al ser un género de planta, es evidente que las especies que se encuentran dentro de esta clasificación cumplan una serie de características en común para poder pertenecer de forma concreta a este sector.

Lo primero que se debe saber es que cada una de las especies que se nombran en este género vienen de países tropicales en el que el clima templado es frecuente, es por ello que se asocia su aparición a diferentes países como China, Malasia, Australia, Filipinas, India, Borneo, entre otros. Se conocen especialmente como plantas trepadoras, ya que tienen la capacidad de enredarse en diferentes lugares y extenderse a su gusto.

Básicamente se trata de arbustos que cuyos tallos son suficientemente delgados como para treparse o enredarse en el lugar en el que se encuentren, tanto paredes, como rejas o cualquier otro tipo de material. Su naturaleza es extenderse sin ningún tipo de restricciones y es por ello que se le debe cuidar de una forma adecuada para evitar que sucedan accidentes.

Son realmente hermosas y llamativas, logrando captar la atención en todo lugar en el que se encuentren, independientemente de la magnitud de su crecimiento.

Aspecto de la Hoya

El género Hoya se ha vuelto realmente famoso por su funcionalidad ornamental en los diferentes hogares de los que actualmente forma parte, es recomendado especialmente para los exteriores y los jardines. Las hojas de estas plantas son de naturaleza perenne, es decir, que duran mucho tiempo en el mismo sitio y que en muy pocas ocasiones logran desprenderse de su sitio, solo en los que se encuentran con una amenaza grande.

Estas, además son carnosas y de un color verde intenso, por lo que resultan realmente agradables al tacto. Se pueden identificar con mucha facilidad frente a otras plantas del mismo estilo. Tienen una forma ovalada bastante bonita que las hace parecer más gruesas de lo que en realidad son, dándole un aspecto muy frondoso al arbusto en cuestión. Es una capacidad impresionante que pocas plantas poseen.

Sin embargo, uno de los principales atractivos de esta planta son sus flores, de las que destaca su maravilloso olor perfumado que deja cautivados a todo el que se encuentra cerca de ellas. Posee colores particularmente hermosos, como el blanco o el rosado, aunque un punto que nunca varía es el color rojo que se encuentra en el centro para llamar la atención de quién la ve a simple vista. Es realmente maravillosa.

Datos interesantes de la Hoya

Se estima que todas las especies del género Hoya poseen este tipo de flores, por eso también se les apoda flor de cera e incluso, flor de porcelana, nombres que definitivamente le van a la perfección, pues realmente sus flores parecen talladas por los mismos dioses griegos en un material que es imposible alcanzar para los seres humanos. Es por ello que logran cautivar a todo el que las ve tan solo un momento.

Su período de floración es bastante extenso, ya que, desde principio de primavera, si se le dan los cuidados adecuados, comienzan a surgir los primeros rastros de las flores y esto termina durante las primeras semanas del verano, aunque en ocasiones suele extenderse durante un tiempo mucho más prolongado.

Se pueden cultivar en el interior de los hogares, pero si se encuentra en un lugar con un clima tropical en donde el calor sea un factor predominante, lo mejor es que las mantenga en el jardín para que puedan mantenerse mucho más bonitas.

¿Cuáles son sus cuidados?

Es importante establecer a la Hoya en un lugar en donde esté constantemente expuesta a la luminosidad, pues necesita de esta para mantener la correcta pigmentación de sus hojas y que pueda florecer durante la primavera. No obstante, es ideal que el sol no la penetre directamente, pues puede causar quemaduras graves en la planta en cuestión. El frío es terrible para ellas, por ello se deben mantener en lugares cálidos.

La única época del año en donde se le debe proporcionar una buena cantidad de agua constantemente es durante el verano, pues la tierra suele secarse mucho más rápido. El resto del año podrá continuar con un régimen no tan estricto de seguimiento en cuanto al riego se refiere. Es una planta hermosa, no la descuides.

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *