Diferencia entre un cactus y una suculenta

En la actualidad las plantas como las suculentas o cactus son utilizadas comúnmente para la decoración de los hogares. Incluso son un tipo de plantas que se consideran perfectas para aquellos que son amantes de las plantas para la decoración del hogar. Esto se debe a su gran variedad de colores, formas y texturas que poseen. Aunque resultan muy comunes en los hogares, normalmente las personas suelen equivocarse al denominar estas plantas. Es por eso que en esta oportunidad les vamos a hablar un poco sobre la diferencia entre un cactus y una suculenta.

Diferencia entre un cactus y una suculenta

Se podría decir que los cactus forman parte de la familia de plantas suculentas, pero a pesar de esto existe una diferencia entre un cactus y una suculenta. Pero debido al lugar en donde se han desarrollado y a las circunstancias climáticas, ha hecho que la evolución de cada especie varíe. Una de las características que hace que se denote su evolución, es la forma natural en que se adaptan al hábitat en donde se encuentran. Tal como lo es el hecho de que puedan almacenar agua en sus tallos para sobrevivir a las zonas calurosas en extremo.

Tanto los cactus como las plantas suculentas son capaces de gestionar de forma perfecta los recursos acuáticos. Por lo que pueden almacenar agua en distintas partes, lo que las ayuda a optimizar sus propios recursos a pesar de necesitar riego al igual que otras plantas.

Cactus

Cuando hablamos de cactus se puede resaltar que provienen de lugares muy desérticos donde hay mucha escasez de lluvia. Lo que ha hecho que con el pasar de los siglos sus hojas espinosas hayan evolucionado obteniendo la capacidad de retener agua para la reserva.

Suculentas

En el caso de las plantas suculentas o crasas, también han adquirido una habilidad parecida en su proceso de evolución durante millones de años. Este tipo de plantas normalmente poseen una capacidad parecida a la de los cactus de retener agua en sus tallos, pero por su gran variedad de formas y colores, también poseen algunas flores en donde son capaces también de concentrar agua de reserva debido a que también se dan en zonas áridas.

En resumidas palabras, se podría decir que los cactus forman parte de la misma familia de las suculentas. Es por esto que resultan tan parecidos al momento de definir sus cualidades de supervivencias. La diferencia entre estos está comúnmente en la forma de cada especie, los cactus suelen ser plantas de tallos gruesos y espinosos. Las suculentas pueden tener una gran variedad en su forma dependiendo de cada especie.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *