¿Cómo se reproducen las plantas suculentas?

Las suculentas son una de las plantas más agraciadas y queridas en cuanto a la decoración de jardines minimalistas. Aportan una gran variedad de colores y texturas para el jardín y decoración de interiores. En cuanto a la reproducción de las plantas las suculentas son una de las más sencillas de realizar. Una de las formas de reproducción más común es mediante cortes o por tallos. Pero muchos no saben cómo se reproducen las plantas suculentas.

Es por ello que a continuación te presentamos las formas más comunes y sencillas para cómo se reproducen las plantas suculentas. Se recomienda que al hacer este proceso se tenga todo a la mano antes de empezar.

 

Cómo se reproducen las plantas suculentas

 

Reproducción de gajos

Lo primero que se debe hacer para reproducción de las suculentas es preparar el sustrato. Pero, qué es el sustrato?, el sustrato es la tierra o superficie donde se va a plantar la suculenta. Se van a colocar partes iguales de tierra negra, turba, vermiculita y una porción de arena. Se mezcla bien esos elementos hasta que se combinen perfectamente. Luego que tengamos los sustratos bien mezclados vamos a tener a la mano las pequeñas macetas donde se van a plantar las suculentas. Se recomienda que se utilicen macetas pequeñas ya que las raíces de este tipo de plantas con muy superficiales, además que en macetas grandes se retiene mucha más humedad que en las pequeñas.

En las macetas que hayamos elegido se deben hacer pequeños orificios en el fondo para que drene el agua a futuro. Tomamos el gajo de cualquier tipo de suculenta que queramos y procedemos a cortar para lograr un tallo o nudo donde vamos a obtener una nueva raíz. Llenamos la maceta con el sustrato hasta la mitad y luego se introduce el tallo y se deja en un lugar cálido por dos semanas hasta que se reproduzca.

Reproducción por hojas

Otra forma de reproducción es mediante las hojas de las suculentas. Este es uno de los pasos más sencillos de reproducción. Para ello se deben seleccionar las hojas de las suculentas que queramos reproducir. Con un cuchillo filoso, realizamos cortes finos y precisos justo al final de las hojas. Luego preparamos la maceta o lugar donde se vaya a sembrar con el sustrato antes mencionado. Colocamos las hojas allí haciendo un poco de presión contra el sustrato. De esta forma la vamos a dejar por unas semanas hasta que comienzan a cicatrizar y formas sus propias raíces. No hace falta hidratar. Solo se debe dejar en un lugar cálido con suficiente luz natural y listo. Luego que comiencen a formar sus propias raíces se pueden colocar en sus propias macetas e hidratar con chorritos de agua. Recuerde que la maceta debe tener su sistema de drenaje activo para evitar el exceso de humedad que es dañino para las suculentas.

Reproducir las plantas suculentas es un asunto muy sencillo. Sin embargo se necesitan saber algunos trucos para lograrlos. Luego de hacer el trasplante de la suculenta a las macetas se debe dejar sin regar al menos de una semana. Luego de este tiempo se puede regar sólo una vez con muy poca agua. Además de esto no se debe hacer nada más. Es un proceso que no amerita de hormonas de crecimientos ni vitaminas. Sin embargo hay persona que para tener un mejor resultado agregan otros tipos de suplementos de jardinería que no estaría de más si los tienen a la mano.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *